LA MARCA DEL DEMONIO NETFLIX







Hay textos que nunca deberían leerse. En La Marca del Demonio, esto se vuelve dolorosamente real.

La historia comienza en Durango, en una comunidad menonita en la que un pequeño niño parece estar poseído por un ente demoníaco. Durante el exorcismo, el chico muere y el padre decide enterrarlo en otro lugar, pues los menonitas se rehúsan a darle sepultura. El sacerdote, invadido por el horror, tira el cadáver a un lado de la carretera, sin saber que debajo de la cama del niño, hay un tenebroso grimorio.

Treinta años después, el libro llega a las manos de una investigadora, quien lo lleva a su casa para examinarlo. Ahí, una de las jóvenes hijas de la mujer leerá en voz alta un pasaje del texto prohibido y será víctima de una entidad que escapa a la comprensión humana. Su camino se cruzará con el de dos aparentes sacerdotes, uno drogadicto y otro que no guarda una vida precisamente pura.


Treinta años después, el libro llega a las manos de una investigadora, quien lo lleva a su casa para examinarlo. Ahí, una de las jóvenes hijas de la mujer leerá en voz alta un pasaje del texto prohibido y será víctima de una entidad que escapa a la comprensión humana. Su camino se cruzará con el de dos aparentes sacerdotes, uno drogadicto y otro que no guarda una vida precisamente pura.

Hace un par de años que nos enteramos del inicio de la filmación de La Marca del Demonio y finalmente estará disponible, gracias a Corazón Films.

La cinta, dirigida por Diego Cohen (Romina, México Bárbaro 2) y protagonizada por Eduardo Noriega (Tesis, Abre los Ojos), Lumi Cavazos, Omar Fierro, Eivaut Rischen, Arantza Ruiz y Nicolasa Ortiz Monasterio. Aunque a primera vista parece ser otra película de exorcismos y posesión diabólica, la historia coquetea con los mitos creados por H.P. Lovecraft, al punto en el que, a pesar de que son conocidos como ficción incluso dentro del universo de la historia, resultan ser reales. De hecho, los admiradores del autor encontrarán algunas referencias a las obras de Lovecraft.


La dirección y fotografía tienen buen nivel y las actuaciones son adecuadas. Los efectos son bastante buenos. En el caso de la historia, tiene algunos momentos en los que parece no decidirse entre las posesiones diabólicas y los horrores lovcraftianos y combina las reglas entre ambos. Esto puede distraer un poco a los fans de uno u otro subgéneros.

PELICULAS DE TERROR
VER PELUCULA